Zacatecas: Zacatecas ofrece diversidad cultural, esparcimiento y gastronomía especial


Por Mary Chávez. Corresponsal

Zacatecas, 8 Jul (Notimex).- Zacatecas ofrece diversidad cultural, de esparcimiento y gastronomía inigualables, que los visitantes deben conocer en su visita a la entidad.

Para disfrutar de una experiencia inigualable, el estado oferta tres mil 800 habitaciones de hotel, tan sólo en la Zona Metropolitana Zacatecas-Guadalupe, de cinco, cuatro y tres estrellas; así como más de cinco mil 700 establecimientos de alimentos y bebidas en el estado.

Entre los atractivos que se deben visitar está el emblemático cerro de La Bufa, donde tuvo lugar la Toma de Zacatecas, en cuya explanada hay tres estatuas ecuestres en honor a los revolucionarios Pancho Villa, Felipe Ángeles y Pánfilo Natera.

El Teleférico es otro importante atractivo, que comenzó a operar en 1979 y actualmente se recomienda mejorarlo, ofrece una vista aérea de la capital zacatecana, en un recorrido de 650 metros de distancia entre los cerros de La Bufa y El Grillo, donde está enclavada la ciudad.

El Teleférico es administrado por el Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia (Sedif), instancia que informó que en el último trienio más de 200 mil personas por año pasearon en este atractivo, el cual se proyecta poner en marcha en agosto próximo, tras unos 12 meses fuera de servicio por la renovación.

El circuito turístico del cerro de La Bufa es complementado con el museo Toma de Zacatecas y la tirolesa 840, un mercado de artesanías, un mirador y el templo a la Virgen del Patrocinio, todos ubicados en su explanada.

Esos elementos hacen de La Bufa uno de los atractivos más visitados en esta entidad, de acuerdo a la información proporcionada por la Secretaría de Turismo de Zacatecas (Secturz).

El recorrido por la mina El Edén, que en 1975 fue abierta como centro turístico para mostrar la explotación de los mineros en la época colonial, también es otro punto primordial en la visita por Zacatecas; así como la discoteca La Mina Club. Ambos se encuentran en las entrañas del cerro de El Grillo.

Caminar por el Centro Histórico de la ciudad de Zacatecas, declarado en 1993 Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, es recorrer un museo viviente, en el que se observan decenas de callejones y edificios centenarios, revestidos de cantera rosada y herrería colonial.

Ejemplo de esa magnífica arquitectura son los palacios de Gobierno y De la Noche Triste, la barroca Catedral Basílica de Zacatecas, el templo de Santo Domingo, el Portal de Rosales, el Obispado, las plazuelas Goitia y Miguel Auza, así como los edificios Francés y Sanborns.

Para quienes aman la cultura, la zona conurbada Zacatecas-Guadalupe cuenta con museos únicos, como los dedicados a los hermanos Pedro y Rafael Coronel, Manuel Felguérez, de Guadalupe, Goitia, Zacatecano y Ciudadela del Arte, entre otros.

La ciudad de Zacatecas ofrece delicias culinarias al turismo, como las tradicionales gorditas rellenas de guisados y de horno, birria, barbacoa, chiles rellenos y tacos envenenados, que pueden adquirirse en pequeños negocios.

Para satisfacer el paladar de visitantes, sólo la ciudad de Zacatecas cuenta con casi mil establecimientos de bebidas y comida típica y regional de la entidad, así como nacional e internacional.

El presidente de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (Canirac), Víctor Legaspi, informó lo anterior y aclaró que en toda la entidad existen más de cinco mil 700 restaurantes.

Dijo que entre los platillos más representativos que ofrecen los restaurantes están el pozole verde, enchiladas, asado de bodas, escamoles, gorditas de horno y dulces de leche.

Esta entidad ofrece múltiples alternativas turísticas, como los cinco Pueblos Mágicos, Jerez, Sombrerete, Nochistlán, Teúl de González Ortega y Pinos, municipios de gran encanto, riqueza arquitectónica y gente amable.

Jerez es un municipio meramente cultural, cuna de insignes hombres como el literato y poeta, Ramón López Velarde, creador de la Suave Patria; el músico Calendario Huizar y el constituyente y ex gobernador de Zacatecas, Francisco García Salinas.

Caracterizado por casonas, de enormes patios al centro y rodeados por habitaciones, coronados con un pozo de agua, en este municipio los visitantes pueden disfrutar la rica nieve de garrafa y tostadas de cueros con salsa casera, típicos de allí.

Además, pueden comprar las tradicionales arracadas jerezanas, elaboradas por artesanos, que son una muestra de filigrana hecha en hilos de oro o plata, únicas de esta población.

Para quienes buscan el turismo de aventura, Jerez cuenta con la Sierra de Cardos y la zona arqueológica de La Quemada.

El Pueblo Mágico de Sombrerete, municipio que tuvo un auge minero y que fue fundado en 1555 a las faldas del cerro Sombreretillo, cuenta con una gran riqueza arquitectónica (que se observa en los cascos de sus haciendas y en sus casas), y arqueológica (en las impactantes ruinas del centro ceremonial de Altavista).

Ahí se encuentra la increíble Sierra de Órganos, lugar donde enormes formaciones de piedras se levantan varios metros de altura, como queriendo alcanzar el cielo. Este lugar sirvió de escenario cinematográfico a John Wayne, Kirk Douglas y Anthony Quinn para sus producciones del salvaje oeste.

En la gastronomía se pueden disfrutar de las Brujitas, quesadillas de masa fritas, rellenas de frijoles, papa o picadillo y cubiertas de salsa; y de los tacos de papel, por lo delgado de la tortilla con la que se elaboran, alimentos creados por sombreretenses.

En donde se ubica el municipio zacatecano de Nochistlán los españoles fundaron la primera Guadalajara (1532). La cabecera municipal cuenta con gran riqueza arquitectónica enmarcada por los cerros que la rodean.

Este municipio del sur de Zacatecas se caracteriza por la talabartería, sillas de montar, suaderos y cinto piteado; en cuanto a gastronomía está el pollo frito, la birria, los tacos, las gorditas rellenas y el picadillo de res.

El primer Pueblo Mágico del estado fue Teúl de González Ortega, donde se encuentra una arquitectura única en su tradicional Centro Histórico, sus templos, conventos y mercado municipal.

Su gastronomía se compone de quesos, pinole, atole gordo, gorditas de arriero, tamales, birria, camote enmielado y pajaretes, entre otros platillos típicos.

El cultivo del agave lo ha convertido en uno de los importantes productores de mezcal y sobresale a nivel nacional por su riqueza arqueológica, descubierta en el cerro del Teul, donde el INAH desde hace años realiza investigaciones y en breve la zona será abierta al turismo.

El viejo bastión minero de Pinos es un bello Pueblo Mágico, caracterizado por antiguas construcciones novohispanas y haciendas, cuenta con maravillosos templos, como los de San Matías, San Francisco y Tlaxcalilla; su principal artesanía es la elaborada en barro, como los jarritos, y es productor de mezcal.

Las autoridades de Turismo indicaron que en Zacatecas es posible volver a la época colonial, al auge de la actividad minera, a redescubrir la gastronomía mestiza y a vivir la cultura y la historia.

 

NTX/MC/GPG/TURISMO15
 

Publicado el sábado 8 de julio, 2017 a las 14:13
Social




© 2017 | Aviso de Privacidad
Derechos Reservados


Turista México