Información Turística

Experiencias en playas, zonas serranas y arqueológicas ofrece Sonora

lunes 18 de diciembre, 2017 a las 11:02/en Sonora/por emontes


Por Rosa Angélica Fimbres. Corresponsal
Hermosillo, 16 Dic (Notimex).- El estado de Sonora tiene atractivos turísticos para todos los gustos y presupuestos, pues se pueden visitar lugares muy agradables en la playa, la zona serrana, pueblos mágicos y zonas arqueológicas.



El encargado del despacho de la coordinación de la Comisión de Fomento al Turismo (Cofetur) del gobierno estatal, Héctor Platt Mazón, explicó a Notimex que la entidad ofrece diversas experiencias en materia turística.

Mencionó que registra un “interesante” movimiento en materia de turismo por parte de los mismos habitantes de la entidad, de otros estados del país y también del extranjero, principalmente de Estados Unidos.

Anotó que la paridad cambiaria ha ayudado a que los turistas locales que viajaban al vecino estado de Arizona opten por quedarse aquí, así como para que los paseantes estadunidenses vengan al estado.

Sin embargo, destacó, “existe otro factor muy importante que es la reconstrucción de las carreteras estatales lo que hace que ahora se cuente con rutas de primera clase y eso ha ayudado a que la afluencia turística mejore”.

Manifestó que Sonora ofrece diversos destinos para todos los gustos y presupuestos, y pese a que los de playa son más visitados, hay otros atractivos como pueblos, ranchos ecoturísticos, zonas religiosas y arqueológicas, entre otros.

De acuerdo con datos proporcionados por la Cofetur, en la temporada vacacional de verano de 2016 en Sonora se registró la afluencia de un millón 249 mil 518 visitantes, que dejaron una derrama económica de cuatro mil 436 millones de pesos.

Del total de visitantes que vinieron al estado en esa temporada, 687 mil 235 fueron mexicanos, así como 562 mil 283 extranjeros, principalmente del vecino país del norte, cuya estancia promedio fue de 3.3 y 3.4 días, respectivamente.

El gasto promedio diario del visitante nacional en Sonora es de 872 pesos, mientras que el extranjero destina mil 286 pesos.

Hay 517 establecimientos de hospedaje que cuentan con 21 mil 626 cuartos y se estima que la ocupación hotelera en los principales destinos turísticos del estado en la temporada de verano es del 60 por ciento.

El estado tiene destinos rurales y urbanos que deben tomarse en cuenta, como una visita obligada por los atractivos que ofrece, además de la gastronomía regional, nacional e internacional con que se cuenta para complacer a cualquier paladar.

Al iniciar el recorrido turístico en el noroeste de Sonora, en una zona eminentemente desértica, se encuentra la Reserva de la Biosfera El Pinacate y Gran Desierto de Altar, que en 2013 fue nombrado Patrimonio de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

En el lugar destacan un conjunto de cráteres volcánicos, entre los que sobresale “El Elegante”, el mayor de todos que tiene un diámetro de mil 500 metros.

En esa zona se encuentra también el destino turístico de Puerto Peñasco, uno de los preferidos de los visitantes procedentes del vecino estado de Arizona, Estados Unidos, que cuenta con hoteles para todos los presupuestos.

La comida que se degusta en esa zona está basada principalmente en pescados y mariscos por la cercanía con el mar, pero también se pueden encontrar restaurantes de cocina internacional y antojitos mexicanos.

En la zona de los municipios de Caborca y Trincheras, también localizados al noroeste del estado, se asientan zonas arqueológicas como los Petrograbados La Providencia y el cerro de Trincheras.

Los Petrograbados, ubicados en la zona rural de Caborca, es el lugar donde se encuentra la mayor concentración de petroglifos en América, arte rupestre plasmado en diversos cerros de la zona que antes era la mina de cobre “La Providencia”.

En el municipio de Trincheras, resulta de interés para los visitantes el cerro del mismo nombre, que cuenta con construcciones de piedra a las que los conquistadores españoles nombraron “trincheras”.

Los moradores de ese territorio, ubicado en el corazón del desierto sonorense, lo habitaron entre los años 200 y 1450 d.C. fueron indígenas que realizaron actividades agrícolas, la recolección y la cacería para su alimentación.

En esa región se pueden encontrar lugares de hospedaje y restaurantes de acuerdo con las necesidades del turista, en tanto que la gastronomía del lugar puede ser variada, especialmente en comida típica de Sonora.

Carne asada, carne con chile o deshebrada, gallina pinta, pozole de trigo, tortillas de harina, caldo de queso, tamales, cocido, entre otros platillos, conforman la comida regional típica del estado.

Continuando con la ruta, se encuentra el Pueblo Mágico de Magdalena de Kino, en cuya plaza monumental se encuentra la cripta del misionero jesuita Eusebio Francisco Kino, fundador de misiones en Sonora, Baja California y Arizona.

En el centro de Sonora se encuentra Hermosillo, capital del estado, que dispone de diversos lugares en la zona urbana y rural que deben formar parte del itinerario de visitas de un turista.

En la ciudad destacan el Museo de Arte de Sonora (MUSAS), el Centro Ecológico del Estado de Sonora y el Cerro de la Campana, mientras que en la región rural se puede visitar la zona arqueológica “La Pintada”, a 60 kilómetros al sur de la ciudad.

Ese sitio arqueológico tiene más de dos mil pinturas rupestres inéditas con diferentes diseños y estilos, elaboradas por indígenas que se asentaron en el lugar antes de la llegada de los españoles a esa región de México.

Al visitar Hermosillo, no se puede dejar pasar la oportunidad de visitar las playas de Bahía de Kino y la Isla del Tiburón, que es la de mayor superficie de México, con una extensión de dos mil 508 kilómetros cuadrados.

Esa reserva ecológica cuenta con especies de flora y fauna marina y terrestre de relevancia que la convierte en un destino con lugares para observar, caminar y explorar los ecosistemas.

En el sur de la entidad, en el municipio de Guaymas se puede disfrutar de la bahía San Carlos, que cuenta con diversos atractivos para desarrollar actividades mar adentro y en las inmediaciones del lugar.

El Cerro Tetakawi es un ícono que identifica el lugar y está enclavado en la orilla del Mar de Cortés, el cual se puede escalar para observar desde la cúspide la panorámica de la playa y los alrededores de la bahía.

En la playa “Los Algodones” se pueden realizar actividades acuáticas como buceo, pesca, windsurf, paseo en lancha y acampar; en el lugar hay múltiples hoteles, restaurantes y bares para el esparcimiento de los visitantes.

En esa misma zona se encuentra el estero “El Soldado”, un área natural protegida con una superficie de 778 hectáreas de manglar, cuerpo de agua y zona terrestre con dunas de arena y arbustos.

En el Pueblo Mágico de Álamos, también llamada la Ciudad de Los Portales, ubicado en la zona serrana del sureste de Sonora, la visita a la Plaza de Armas es obligada, la cual se construyó en el siglo XIX.

La plaza central está rodeada de arcos, callejones, balcones y espacios de descanso; al frente se ubica la Parroquia de la Purísima Concepción, de estilo clásico y barroco, la más representativa del pueblo.

Desde hace 33 años, la ciudad colonial de Álamos es sede del Festival Alfonso Ortiz Tirado (FAOT), evento cultual de mayor relevancia en Sonora.

En todos los destinos turísticos que obligadamente se deben visitar al venir a Sonora, se dispone de hoteles de diversas categorías, así como lugares para paladear desde la gastronomía típica regional hasta la cocina internacional y gourmet.

NTX/RAF/LTS/AJV/TURISMO15

Compartir

Este Artículo me parece

Enlaces Relacionados

Ultimos artículos de Información Turística

Social
Facebook Twitter Google + Flickr


Turista.com.mx S.A. de C.V.
© 2019 | Aviso de Privacidad
Derechos Reservados


Turista
México